Champagne o Espumante de saúco

Las flores del arbusto de sauco son de un color blanco amarillento y poseen cinco pétalos cada una. Esta flor exhala un aroma intenso, amado por unos y no tan apreciado por otros. El fruto ya es conocido en varias partes del orbe y se utiliza mayormente en pastelería y productos dietéticos.
Pero hoy, haremos uso de las flores de sauco para preparar una agradable y festiva bebida, como es el espumante.
Para quienes desean probarlo antes de dos semanas debemos dejar en claro que deberán tener un poco de paciencia, pues se debe reservar -dejar reposar- el brebaje 14 días por lo menos, para poder disfrutarlo en su plenitud.
La receta de esta bebida proviene de Bavaria y aunque lleva el nombre de Sekt (al español = Espumante o “Champagne”) no tendrá esa espuma característica, podría definirse más bien como un aguardiente ligero, pero no seré yo quien cambie el nombre original de esta bebida.

Ingredientes (Rinde 12 botellas aprox.)

  • 10 litros de agua
  • 12 flores de sauco -completamente florecidas mas no marchitas-, denominado también sabuco, se puede conseguir en mercados de flores o donde se venden plantas dietéticas.
  • 1250 gr. de azúcar
  • 1 vaso de vinagre de vino blanco
  • 3 a 5 limones

Preparación
Hervir los 10 litros de agua y luego enfriarlos en una olla esmaltada o una damajuana de 15 litros. Lavar las flores de sauco y agregarlas al agua junto con el azúcar, el vinagre y el jugo de limón. El envase deberá situarse, durante 6 días, en un sitio tibio y donde reciba luz natural. Cabe resaltar que durante dicho período el envase deberá ser total y firmemente cubierto con un paño de lino o un paño grueso (tipo secavajilla).
Esta mezcla será removida diariamente con una cuchara de madera limpia. Si se ha reservado en una damajuana sólo se deberá agitar el frasco. Transcurrido ese tiempo, se debe tamizar el líquido a través de un paño limpio (puede utilizar 1 trozo de yute o cañamazo por ejemplo).
Luego proceda a envasarlo en botellas limpias y secas. Al momento de llenar las botellas, cuidar que el cuello de la botella quede libre de líquido. Encorchar sólo hasta la mitad del corcho, tras unos 4 días introducirlo un poco más. Si tiene la posibilidad de asegurar el corcho con un alambre de metal, como en las botellas de espumante, hágalo.
En esta segunda y última etapa reserve las botellas durante 8 días en un sitio fresco, tras los cuales el proceso de fermentación estará listo y podrá degustar de su propia producción. Es un excelente regalo y también lo puede tomar después de las comidas. Se recomienda consumirlo dentro de los cuatro meses siguientes.

Receta enviada por: www.  Anónima

Acerca de lupierra

Somos un grupo consumo ecológico en Jaca, España.
Esta entrada fue publicada en Recetas de cocina. Guarda el enlace permanente.